Por que engordamos?

Andrea ValeroSalud

Diariamente acuden a mi consultorio pacientes con un motivo de consulta en común: El sobrepeso… Y muchos de ellos concluyen que en realidad no saben el por qué están ganando peso si se cuidan, comen ligero, hacen ejercicio, y la mayoría dice la siguiente frase: “No entiendo por qué me estoy engordando tanto si no desayuno, es más, a veces ni siquiera almuerzo…” ( les resulta familiar??), ante lo cual yo les respondo que la razón la acaban de decir ellos mismos, es en esa frase en donde se encuentra la causa de su sobrepeso!!!

De esta forma es en realidad como funciona nuestro organismo… No necesitamos aguantar hambre para vernos delgados y mucho menos suprimir las comidas o los diferentes grupos de alimentos para perder peso!!! Todo lo contrario, la manera más sabia de perder peso es comiendo, así es, lo han entendido bien!!! COMIENDO!!!!, quiero explicarles que el cuerpo humano funciona de una manera muy inteligente, es el equivalente a un automóvil que necesita diariamente ser encendido para que funcione, de esta misma manera, el cuerpo necesita que todos los días encendamos su motor para que funcione adecuadamente….. el automóvil necesita gasolina, necesita una batería, cambios de aceite y agua para su funcionamiento básico….

Nuestro organismo requiere también de sustancias que lo lleven a desempeñar un funcionamiento básico adecuado para que ese motor perfecto y organizado que Dios creo llamado cuerpo humano se encienda y funcione de una manera perfecta, esas sustancias que podemos darle se encuentran en la comida!!! Pero comida de verdad!!! Comida viva, fresca, cargada de los nutrientes, aminoácidos y enzimas que hacen que los principales órganos responsables de la activación del metabolismo ( que son los procesos y reacciones químicas necesarias para la transformación de los alimentos en calor y combustible, formación de músculos, grasas, sangre y huesos ) funcionen de manera adecuada, es decir , comida que haga que el hígado, la tiroides, el páncreas el intestino y todo nuestro sistema hormonal funcione en una armonía total.

Desafortunadamente hoy en día, y con el advenimiento de la industrialización, un ritmo de vida más agitado, el estrés diario, las preocupaciones y todos los alimentos “ light” , hemos llevado a nuestro organismo a consumir comida mas no alimentos, ya que la mayor parte de estas son ricas en aditivos de nombre extraños que no son alimentos, cuando consumimos comidas procesadas ricas en sustancias químicas, llenas de azucares refinados, el cuerpo trabaja lento, su metabolismo se pone lento y empezamos a acumular grasa y más grasa que aun así aguantemos hambre es muy difícil perder. El consumo de estas sustancias hace que nuestro cuerpo se oxide (envejezca) que sus funciones se alteren y se vaya haciendo cada vez más lento… cuanto menos comes, más lento se hará el metabolismo y de esta manera cada vez van a ser menos las porciones que el cuerpo va a poder procesar (y entonces….hasta el agua engorda!!!).

El secreto no está en consumir menos calorías diarias de las que el cuerpo necesita, el secreto está en consumir alimentos vivos, como son las frutas, los vegetales, las grasas saludables, los carbohidratos con bajo índice glucémico, los cereales no procesados, las semillas, las proteínas animales y vegetales bajas en grasas, restringir al máximo el consumo de alimentos altamente procesados cargados de todos estos químicos que ya mencione, que a la larga son calorías vacías, con esto no quiero decir que nos privemos al 100% del gusto de un buen postre o de un delicioso cake!! Claro que podemos comerlo, pero como todo en esta vida, en la medida justa y de vez en cuando. Lo más importante para lograr el proceso de pérdida o de mantenimiento de un peso saludable radica en darle diariamente a tu cuerpo la variedad de alimentos vivos en los horarios adecuados (es decir cada 3 horas que es el tiempo promedio en que se activan los mecanismos de metabolización de alimentos) así estamos encendiendo constantemente ese motor y podemos acelerar y mantener ese trabajo en el organismo, sin someterlo al estrés que le genera aguantar hambre. Así como mantener un estilo de vida saludable, la realización de actividad física, la tranquilidad, el manejo del estrés, los cuales nos van a llevar a restablecer ese equilibrio perdido el cual se va a reflejar en más energía, mejor concentración, mantenimiento de la salud y lograr estabilizar un peso acorde con nuestra edad, estatura y contextura.

Te invito a encender el motor de tu cuerpo!!!